Si quieres malcriar a tu hijo solo tienes que seguir las pautas detalladas a continuación. Es importante seguirlas porque un niño malcriado no nace, se hace.

1. Amenázale cada vez que puedas. Pero no lleves esas amenazas a la práctica. La clave está en hablar y no actuar. Las amenazas deben ser desproporcionadas, ilimitadas y agresivas.

2. No le expliques nunca por qué lo castigas, y levántale el castigo antes de tiempo.

3. Dile que “sí” a todo, dale todo lo que te pida. Ya tendrá tiempo de aprender la tolerancia a la frustración cuando crezca.

4. Cuando se comporte de manera agresiva justifícalo con un “son cosas de niños”, réstale importancia y ríele las gracias.

5. No te olvides de chantajearle emocionalmente: “me vas a matar a disgustos”.

6. Haz todo por él. No permitas que sea autónomo. No dejes que recoja la mesa, ni los juguetes. No te atrevas a dejar que se vista solo.

7. Cuando tenga una rabieta dale lo que te pida para que se calme. Una y otra vez.

8. Compárale con el resto (“tu hermano lo hace mejor que tú”). Que sepa que los demás hacen todo mejor que él.

9. Contradice a tu pareja. No se pongan de acuerdo en las normas, castigos y refuerzos a aplicar.

10. Da mal ejemplo. Pídele que cumpla una norma, pero no la cumplas. La incoherencia es fundamental.

 

Si por el contrario decides educarlo, dale la vuelta a todas estas pautas y léete el libro que recomiendo más abajo.

 

Lectura recomendada: “Cómo criar hijos tiranos. Manual de antiayuda para padres de niños y adolescentes”. Marga Herrero de Vega, Mark Beyebach.  Puedes comprar el libro aquí:

Vídeo recomendado: Decálogo para formar a un delincuente. 

“Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo.”  Benjamin Franklin.

30 Comments

Siéntete libre de comentar lo que te apetezca :)