El círculo vicioso de las obsesiones.

“Estoy obsesionado”, “deja de pensar eso, no vaya a ser que te obsesiones”, ¿Cuánto hemos usado estas frases? Utilizamos el término “obsesión” de forma coloquial pero lo cierto es que no sabemos el sufrimiento que padecen las personas con un trastorno obsesivo-compulsivo. En este artículo vamos a conocer más sobre este trastorno y los tratamientos psicológicos que han demostrado ser eficaces.

¿Por qué realizan “rituales”?

El DSM-V (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales) define las obsesiones, del trastorno obsesivo-compulsivo, como aquellos pensamientos, imágenes o impulsos que aparecen de forma recurrente y duradera, experimentados por la persona que lo sufre como intrusos, no deseados e inapropiados causando malestar o ansiedad. Dicho malestar lleva a la persona a realizar una serie de rituales o compulsiones. Las compulsiones se entienden como conductas (hechos) o pensamientos repetitivos que la persona siente la necesidad de hacer para reducir el malestar causado por las obsesiones.

circuloviciosoobsesiones

¿A qué hacen las referencias las obsesiones?

El contenido de las obsesiones puede hacer referencia a diferentes temas, tales como:

  • Comprobación, por ejemplo, sobre si ha cerrado la puerta o si ha hecho daño a alguien.
  • Contaminación al dar la mano o tocar ciertas cosas.
  • Orden/simetría. Malestar generado ante el desorden.
  • Acumulación.
  • Contenido moral y/o religioso. Pensamientos blasfemos.
  • Imágenes sexuales.
  • Impulsos de hacerse daño a uno mismo o causar daño a otros.

Tratamientos psicológicos eficaces para el TOC.

Cabe mencionar que el tratamiento se puede abordar desde una perspectiva puramente cognitiva o cognitivo-conductual, sin olvidar que en ocasiones puede ser necesario aplicar un tratamiento psicofarmacológico.

La intervención psicológica que ha demostrado mayor eficacia y la más empleada es la exposición con prevención de respuesta, que se basa principalmente en la exposición repetida y prologanda a las situaciones y pensamientos que producen malestar, al mismo tiempo que la persona debe abstenerse de llevar a cabo las compulsiones. Dependiendo del tipo de obsesión la exposición se realizada in-vivo o en exposición.

Si estás pasando por algo así no dudes en consultarnos, estaremos encantados de atenderte.

Bibliografía.

Bados, A. (2015). Trastorno Obsesivo Compulsivo. [online] En: http://diposit.ub.edu/dspace/bitstream/2445/65644/1/TOC.pdf

Pérez Alvarez, M., Fernández Rodríguez, C., Amigo Vázquez, I., & Fernández Hermida, J. R. (2008). Guía de tratamientos psicológicos eficaces I: Adultos. Madrid: Pirámide.

 

 

Siéntete libre de comentar lo que te apetezca :)