La intuición
Cuántas veces al percatarnos de un error en una elección, decimos: ¡Mira que lo pensé! Eso expresa que la primera elección que fue la intuitiva, la rápida, la que aparece sin pensar, la desechamos y elegimos otra tras reflexionar y calibrar la respuesta, entonces nos damos cuenta y surge la frase: ¡Mira que lo pensé!
Según el diccionario de la RAE se define como la facultad de comprender las cosas instantáneamente, sin necesidad de razonamiento. Coloquialmente se entiende como presentimiento. En filosofía se define como percepción íntima e instantánea de una idea o una verdad que aparece como evidente a quien la tiene. Etimológicamente proviene del latín “intuitus” (imagen, mirada). Término con el que se designa, en general, la percepción directa e inmediata de un objeto y de sus relaciones, por parte del sujeto cognoscente. En tal percepción no puede haber ningún elemento intermedio, como podría ser el conocimiento discursivo o razonamiento, al que la intuición se opone radicalmente. La intuición puede ser sensible o inteligible.
Seguir leyendo: La intuición

 

2 Comments

Siéntete libre de comentar lo que te apetezca :)