La trampa del autoboicot

autoboicot

¿POR QUÉ NOS AUTOBOICOTEAMOS?

Si reflexionamos sobre la escalada hacia la plenitud personal o profesional, nos daremos cuenta de la multitud de trampas a las que nuestra mente nos puede someter para no alcanzar nuestros objetivos. El miedo al éxito, puede ser uno de los factores más importantes para impedir el progreso. A continuación, se identifican cinco excusas por las que escalar se hace más complicado.

1. El tiempo: Ese elemento que delimita nuestras acciones en el espacio, que marca el ritmo, que nos acota a unos márgenes preestablecidos.

Una de las mayores trampas en las que se puede caer una y otra vez, es la de pensar que siempre hay tiempo para hacer las cosas, lo cual nos llevará  a un círculo de procastinación infinito. Dicha procastinación genera insatisfacción, pero es en sí misma  el motor de justificación de nuestras acciones.

2. La segunda, consiste en lo mismo, pero al revés: Si no lo hice antes, no lo voy a hacer ahora. ¿ahora, después de viejo/a?, seguimos pues en ese ciclo de insatisfacción permanente, ese ciclo que nos alimenta.

3. ¿Quién va querer alcanzar la cima, con la de problemas que ello supone?…

Pensar que el que está arriba tiene más complicaciones es una mentira creada por el que está arriba.

4. Quien cree que ya lo consiguió, sencillamente está frustrado/a.

Siempre se puede estar mejor. Siempre se puede recibir más amor, ganar más dinero, trabajar mejor, tener una familia más feliz, una casa más bonita o una nueva meta a la cual apuntar. ¿Quieres ser la liebre o la tortuga? Cualquier liebre puede ser superada por una tortuga que va pasito a pasito.

5. Es muy fácil confundir la cima con un gran cerro, sobre todo cuando estamos nublados por nuestros propios egos. Es probable que tras la bruma, encuentres que quedan kilómetros y kilómetros para llegar a esa afamada cima.

Y es que hablando de egos, aunque no lo crean, el ego también juega un papel esencial en este proceso de auto-boicot.

Muchas veces, confundimos la autoestima y la seguridad con la falsa autoestima, y aquí el ego, juega un papel fundamental. Esta confusión, puede generar un daño continuado sin que seamos o queramos ser conscientes de ello.

La disonancia entre lo que mostramos (o queremos mostrar) y lo que realmente sentimos, puede suponer un gran desgaste a nivel emocional, así que cuidado con las luchas internas. Trata de identificar tus emociones reales y procura que tu ego no te juegue malas pasadas.

¿Y cómo salimos del proceso de autobicot?

Para salir del autoboicot se deben  explorar diferentes caminos, y buscar distintos planes de acción para lograr un objetivo;

–        Arriesga algo, porque solo a través del riesgo se alcanza el éxito:

–        Recuerda que no existen certezas.  La certeza absoluta sobre algo, es síntoma de demencia.

–        Aprende más, sigue aprendiendo siempre que puedas.  Cómo una esponja, absorbe todo lo que esté a tu paso.

–        Practica el sentido del humor y ríe a menudo.

A fin de cuentas, el éxito y el fracaso, son relativos.

Extraído y adaptado de:

El Dinamo

Web Consultas

 

Marta Bravo Rojo

Psicóloga deformación profesional con multitud de inquietudes dentro y fuera de mi ámbito deformativo. Psicoinquieta, amante de los pequeños placeres.

1 Comment

  • Responder septiembre 6, 2014

    sole ruiz

    La disonancia entre lo que mostramos (o queremos mostrar) y lo que realmente sentimos, puede suponer un gran desgaste a nivel emocional, así que cuidado con las luchas internas. Trata de identificar tus emociones reales y procura que tu ego no te juegue malas pasadas.
    Este párrafo me encantó, porque es justo lo que me sucede, finalmente queda un dolor profundo del cual es difícil salir.
    Mil gracias por compartir, es de mucha ayuda. Bendiciones!

Leave a Reply

Siéntete libre de comentar lo que te apetezca :)