Tira más una polémica que dos carretas

Desde hace un par de días me vengo dando cuenta de un tema que no deja de indignar a la gente que sigo en Twitter y a mis amigos de Facebook; no paro de leer en uno y otro lado cosas como “Calvin Klein usa a una modelo con talla M para promocionar su línea de tallas grandes” o “Según Calvin Klein estoy gorda” “¡Boicoteemos a Calvin Klein! ¡No compraré nunca más ropa ahí!”. Incluso, para darle veracidad, muchas veces estos comentarios tenían adjuntadas noticias cuyos titulares eran similares.

Quizás porque no quería boicotear a Calvin Klein sin razones (aunque siendo del todo sinceros no puedo permitirme su ropa interior), quizás porque me extrañaba que una compañía tan importante fuera tan tonta como para echarse encima a toda la opinión pública tan fácil, o probablemente porque tenía un día tonto de no hacer nada más que navegar por internet, piqué en un par de esos enlaces y leí la noticia.

Sí, algunos de ellos, sitios web de los que no había oído hablar, decían lo mismo que mi Muro o mi Timeline, pero la mayoría, incluso los que tenían titulares controvertidos, no decían eso: Calvin Klein había contratado a unas cuantas modelos para su nueva colección de ropa interior “Perfectly Fit”. Y sí, sorpresa, una de esas mujeres tenía la talla 42. ¡Una mujer “real” estaba promocionando una línea de ropa de una prestigiosa marca!, una chica que en una entrevista con la revista Elle dijo que el hecho de ser la chica más grande que había trabajado con la marca era intimidante. Y ahí es donde está la noticia supongo. Alguien leyó “grande” y “Calvin Klein” en la misma línea, escribió un título y dejó que estallara la pólvora.

1415796243_066501_1415798089_sumario_normal

Todo el mundo se indigna, todo el mundo se ofende, ponen elgrito en el cielo, ¡Calvin Klein quiere que todas seamos esqueletos andantes!, pero nadie se diga a hacer una búsqueda medianamente profunda en Google, ¿y por qué? Porque la verdad en sí no esla cuestión. Lo que mola es montar bronca. Y eso es más viejo que el hambre.

No soy una particular fan de la moda en general ni de Calvin Klein en particular y, aunque me gustaría que no hubiera modelos que fueran sólo piel y hueso, éste en particular no es un tema que me ponga en pie de guerra. Pero mucha de la gente que ha escrito esos mensajes en Facebook, Twitter o blogs… muchos de ellos sí los son. Y es irónico ver que han castigado a Calvin Klein sin salir y sin tele por llamar a las mujeres con talla M gordascuando en realidad quizás lo que hacía era normalizar la imagen de una modelo con medidas normales, sanas. Lo dicho, irónico.

Puede que en este caso en concreto todo haya sido una estrategia publicitaria de Calvin Klein, puede que la prensa haya hecho alarde de su gran dominio de los titulares para conseguir más clics en sus noticias o puede que a la gente en general le guste más pelear que ahondar. Pero lo alarmante es que esto no es la primera vez que pasa. Casos como éste los hay y los habrá a miles en la red. Y en la vida ni te cuento.

 

Aquí les dejo el artículo de El País donde se explica bastante bien este caso: http://elpais.com/elpais/2014/11/12/estilo/1415796243_066501.html

Patricia Martín Serrano

Estudiante de 5º de Medicina en la ULPGC, cinéfila y escritora aficionada cuestionablemente cuerda. De pequeña quería ser astronauta y me encanta el papel de burbujitas.

4 Comments

  • Responder noviembre 13, 2014

    Salvador

    Has dado en la diana. La gente crece pensando que criticar a los demás es prestigioso y que soltar lo que sea sin pruebas ni referencias es aplomo y autoridad. Ocurre en muchas facetas de la vida pública; desde como educar los hijos o las mascotas hasta culpabilizar a todo un colectivo por un supuesto error de un presunto miembro.
    Lo deseable sería una sana (auto) crítica constructiva o mejor aún; informarse bien y reflexionar bien antes de abrir la boca.
    Try walking on my shoes que dicen los anglosajones. Y después ya podrás decir lo que creas.

    • Responder noviembre 29, 2014

      Tais Pérez

      Gracias por tu aportación Salvador! Un abrazo 🙂

  • Responder noviembre 13, 2014

    Alvaro López

    Pues sí, el sensacionalismo es lo que vende, pero allá del que lo compra.
    Los comentarios gratuitos, como gratuitos que son no aportan valor alguno, pero eso sí, corren como la pólvora.
    De todas maneras aquel que a partir de un titular se dedica a hacer escándalo ha de tener una vida muy sórdida..
    Un saludo!

    • Responder noviembre 29, 2014

      Tais Pérez

      Gracias por comentar Álvaro. Un saludo!

Leave a Reply

Siéntete libre de comentar lo que te apetezca :)