En el artículo de hoy comentaremos el ebook de Cursos.com ¿Hay trabajo en un futuro exponencial? en el que se exponen las claves sobre cómo será el trabajo del futuro y cuál es la manera adecuada de prepararse para él.

La situación de España y otros países desarrollados con alto paro.

            Los autores comienzan explicando el paradigma existente entre la cada vez más evidente escasez de empleo en países como España y las sospechosas cifras oficiales sobre la disminución de la tasa de paro. ¿Cómo es posible que disminuya? La respuesta es la población activa. Si una persona en edad de trabajar deja de buscar empleo en nuestro país o se marcha en busca de una oportunidad laboral a otro, automáticamente desaparece de los registros estadísticos de la población activa. Por lo que el trasfondo de este descenso en las tasas de paro, se basa en la no creación de empleo, que tiene como consecuencia que cada vez haya menos personas en edad de trabajar que estén buscando o tengan empleo.

            Como comentábamos, la situación actual es muy complicada, ya que un empleo más inestable provoca unas cotizaciones menos aseguradas. El déficit existente entre lo recaudado cada año y el gasto en pensiones hace que se tenga que recurrir año tras años a las arcas del Estado para compensar este desajuste, y claro está, la reserva económica del país generada en los años de superávit desciende dramáticamente. Ahora la pregunta es evidente ¿Cómo vamos a pagar las pensiones en el futuro? Si el número de trabajadores no aumenta, se cotizará menos a la vez que aumentan las pensiones que se deben pagar. Algo que se asume respecto a este fenómeno, es que en los próximos años se percibirá menos dinero por las pensiones, pero sin embargo, las nuevas pensiones son más altas, por lo que aumenta el gasto social. La consecuencia será que el gasto futuro de España en pensiones seguirá aumentado durante varias décadas.

La solución a este problema. Los trabajos del futuro y aumento de la productividad.

             ¿Podemos solucionar la situación económica actual? La clave está en la productividad. Implementar una tasa impositiva que regule el crecimiento económico y la recaudación es la manera más viable para continuar pagando las pensiones.

            Un hecho que debemos recalcar es que PIB del país ha crecido durante las últimas décadas y se mantenido estable durante la crisis de los últimos años ¿Cómo es esto posible si el número de trabajadores ha descendido? La respuesta es el impacto en la productividad que han tenido las ayudas tecnológicas y la robotización de muchas profesiones. Existen previsiones sobre qué profesiones serán las más y las menos robotizadas, previsiones que nos hablan de un crecimiento exponencial hacia un futuro de abundancia con energía gratis, agua gratis, comida gratis, transporte gratis…Y es más, es posible que ni siquiera trabajemos y debido a los avances en robótica nuestra actividad se dirija más hacia la creatividad y las actividades interpersonales.

            Recientemente asistíamos como en Suiza se planteó aprobar una renta básica de 2.200 euros para todos los ciudadanos mayores de 18 años, la propuesta fue rechazada pero abre el debate acerca de la necesidad de trabajar a medida que aumente más y más la robotización de tareas.

            Puede parecer un escenario sacado de películas de ciencia ficción pero cada vez más científicos, economistas, políticos y líderes mundiales preocupados por la tendencia a la automatización. La situación todavía está por ver pero los más optimistas creen que la tecnología podrá replicar mediante inteligencia artificial billones de humanos trabajadores. Esta transición generará en su caso un periodo de inestabilidad hasta que todos dispongamos de una renta básica y tengamos cubiertas todas nuestras necesidades, por lo que si quieres trabajar en los próximos 20-30 años debes conocer cuáles serán los trabajos del futuro y cómo prepárate para ellos.

Los trabajos del futuro.

            Los expertos identifican que la característica más importante a la hora de analizar los trabajos del futuro es la automatización. Se estima que sea progresiva, robotizando primero los trabajos más simples, por lo que debemos encaminarnos hacia trabajos que aporten un valor añadido extra difícil de reemplazar por una inteligencia artificial: trabajos creativos e interpersonales.

            El trabajo creativo genera innovación, la base del conocimiento trasciende para crear ideas nuevas y llevarlas a la práctica; mientras que los trabajos interpersonales se basan en la necesidad de que nuestro interlocutor sea otro humano. Estas son tareas para las que los robots muy difícilmente lleguen a estar preparados algún día, tanto por su complejidad como porque siempre habrán personas que prefieran que su masajista o su psicólogo sea otro humano.

            A modo de resumen, pensamos que muchos trabajos seguirán existiendo en el futuro, trabajos que requieran creatividad, contacto interpersonal o ambos. Ten en cuenta que formarte hacia estas características incrementará las posibilidades de conseguir un trabajo con futuro.

Siéntete libre de comentar lo que te apetezca :)